Logo Sergio Lavandero

Pilares fundamentales del Programa

Estimado/a colega,

Durante este año 2022, se inicia un nuevo ciclo de renovación de las autoridades superiores de nuestra Universidad, lo cual genera una gran oportunidad para el desarrollo de nuevas iniciativas y acciones que permitan dar a nuestra institución un nuevo y mejor rumbo, que responda a los desafíos actuales y futuros, respetando siempre su misión, de la cual todos nos orgullecemos.   

Junto a mi equipo integrado por diversas personas, todas ellas con un amplio conocimiento de la universidad, integridad, energía, positivismo, visión y trayectoria académica, compromiso democrático y capacidad de gestión para realizar tareas complejas, te comunicamos mi postulación a la Rectoría de la Universidad de Chile por el período 2022-2026.

En esta oportunidad queremos darte a conocer los pilares en que se fundamenta nuestro programa de trabajo.  Este programa se construyó en base a la reflexión y aportes de más de 70 académica/os de diversas áreas de la Universidad de Chile y se potenció tras la consulta realizada ¿Cómo deseas que sea la Universidad de Chile? Agradecemos las respuestas a nuestra consulta y las numerosas contribuciones recibidas.

Te invito cordialmente a participar de estos nuevos desafíos pues queremos transformar la “U” contigo.

 

Sergio Lavandero González

1. Un equipo de Rectoría al servicio de la Universidad de Chile y de nuestro país

  • La Rectoría debe ser concebida en su liderazgo orientador y articulador del conjunto de los(as) integrantes de la comunidad universitaria, cautelando siempre la visión plural. Su trabajo debe ser armónico entre sus dependencias y entre éstas y las Facultades e Institutos. Debe sustentarse en el trabajo en equipo, donde se sumen nuevos rostros, nuevas ideas y visiones, competencias, experiencia y cualidades humanas que convoquen y construyan confianzas. Estos equipos se caracterizarán por su diversidad disciplinar, cultural, generacional y de género.
  • Potenciaremos el mensaje público que nuestro país sólo alcanzará el desarrollo si mejora en forma significativamente la calidad de la educación en todos sus niveles y si aumenta significativamente su inversión en investigación, creación artística, innovación y emprendimientos. 
  • Reforzar una identidad que fortalezca una deliberación, abierta y respetuosa, sobre las políticas institucionales y que asegure la transparencia en las tomas de decisiones a todo nivel. Acercar la toma de decisiones a la comunidad será fundamental, así como dar a conocer oportunamente las decisiones de rectoría y sus equipos.
  • La rendición de cuentas públicas será parte de nuestra nueva cultura organizacional. Las actas de los organismos centrales (Consejo, Senado y Consejo de Evaluación) y locales (Consejo de Facultad) estarán a disposición de la comunidad en la página web institucional de transparencia. Aplicaremos nuevos estándares generales de transparencia en la conformación de comisiones para las contrataciones, calificación, promoción y evaluación académica, privilegiando la organización de campus.
  • Avanzar hacia una unidad en la diversidad, dejando atrás la lógica de la “competencia interna” para dar paso a una institución unida en su misión, con objetivos claros y conocidos por todas las unidades, donde la cooperación sea su piedra angular y parte del rostro de la Universidad de Chile. Trabajaremos de forma horizontal, armónica y coordinada con los otros órganos superiores de la Universidad, estimulando una gobernanza dinámica acorde a los desafíos del quehacer universitario, promoviendo una cultura de cooperación, transferencia de información y diálogo permanente. También daremos plena implementación a las políticas discutidas y aprobadas en el Senado y/o Consejo Universitario, comprometiéndonos a su pronta implementación.

2. Una estructura moderna de la Universidad de Chile con foco en la ejecución efectiva, colaboración e integridad.

  • Nuestros modos de gobierno, estructuras y dinámicas internas deben repensarse y alinearse con los nuevos desafíos. Se diseñará un proyecto modernizador en torno a la gestión académica, económica y administrativa. La planificación estratégica debe ser entendida como una actividad permanente, por lo que la Pro-rectoría y todas las Vicerrectorías deberán formular sus propios planes de desarrollo en virtud del Plan de Desarrollo Institucional, comprometiendo metas que permitan ser medidas para dar cuenta de su cumplimiento. Se promoverán evaluaciones independientes de estos instrumentos estratégicos y reparticiones, así como rendiciones de cuentas anuales generalizadas.
  • El nuevo sistema de gestión administrativa con los más altos estándares será transversal a las unidades, de modo de reducir la ineficiencia y la lentitud de los procesos, actuando de manera proactiva y con metas claras. La estructura organizativa y los presupuestos de los servicios centrales se revisarán de manera que respondan a una institución moderna, pero también a los problemas que han emergido en el último tiempo.
  • Modernizaremos la Dirección Jurídica y la Contraloría Interna de la Universidad. Ambas dependencias son clave en la resolución de problemas sentidos por la comunidad y sobresaldrán por su eficacia, rendición de cuentas y transparencia de sus actuaciones. Pondremos especial atención en mejorar el modelo de gestión de denuncias y resolución de sumarios asociados a la ley regula el acoso sexual, la violencia y la discriminación de género en el ámbito de la educación superior.
  • Abordaremos el creciente y preocupante endeudamiento de la Universidad y de distintas unidades académicas que han enfrentado un déficit sostenido en los últimos años, buscando soluciones innovadoras y nuevas fuentes de financiamiento, en particular para nuestro Hospital Clínico. A pesar de estas limitaciones, el foco estará en el bienestar de todos los integrantes. Aseguraremos que la actual AUCAI se otorgue por 12 meses y se incorpore a las remuneraciones. También se implementarán los nuevos Reglamentos de Remuneraciones y las políticas de Gestión y Desarrollo para la Carrera Funcionaria y de Buenas Prácticas Laborales.
  • Creación de la Vicerrectoría de la Igualdad de Género, Diversidades e Inclusión que pondrá a nuestra Universidad a la vanguardia en el marco nacional, dando cuenta de un anhelo de la comunidad, pero también de la necesidad de responder a las demandas sociales que exigen una mirada profunda y de cambio cultural. Su misión será contribuir, desde una mirada holística, integral, interdisciplinaria e intercultural, a la transformación de la institucionalidad de la Universidad de Chile, posicionando a un nivel político estratégico la toma de decisiones en estas materias, pero también armonizando todos los esfuerzos dispersos que se han creado en la universidad para responder al tema de la igualdad en la diferencia.  Recientemente algunas unidades académicas han obtenido el Sello Genera Igualdad por parte del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y con apoyo de esta vicerrectoría buscaremos que esta meta sea alcanzada por todas las unidades académicas de la universidad.
  • Potenciaremos ser una universidad líder en sustentabilidad y responsabilidad medio ambiental. Todas las unidades deberán seguir los lineamientos de la Política de Sustentabilidad Universitaria y adecuarse a los avances que provienen de diferentes contextos y saberes. Este sello deberá expresarse en todo nuestro quehacer: docencia, gestión, investigación y vinculación con el medio, así como en el funcionamiento de nuestros campus.
  • Poner en valor el patrimonio universitario, con acciones que releven la riqueza de las colecciones, proyectarlas a la comunidad para que se las apropie y ayude a salvaguardarlas, recuperando a nuestra universidad como núcleo cultural a nivel país. Estableceremos alianzas estratégicas con otros organismos nacionales e internacionales que hagan posible que tanto la preservación como circulación de nuestro patrimonio sea posible.
  • Avanzaremos en la implementación de la política de extensión y vinculación con el medio, diversificando e innovando en los canales de comunicación con la sociedad fortaleciendo su bidireccionalidad. Estableceremos un programa de comunicación estratégica que permita que los medios masivos de la Universidad de Chile sean los principales canales de difusión científica, artística y cultural del país y promuevan una imagen de mayor pluralidad donde efectivamente todas las verdades se toquen, respondiendo efectivamente a las diversidades de la sociedad.
  • Contribuiremos con el fortalecimiento de la educación pública, incrementando la formación inicial y continúa de profesores en todos sus niveles, así como también dando un fuerte impulso a la investigación en esa área, generando alianzas efectivas con organismos nacionales e internacionales para ello.

3. Un plan estratégico que incluya el reconocimiento y valoración de nuestros integrantes y la diversidad de conocimientos y saberes

  • Las personas serán una prioridad en nuestra gestión, poniendo un especial énfasis en su seguridad social y en la construcción de comunidad cooperativa. Esta Rectoria promoverá el trabajo de las autoridades centrales en terreno para detectar y solucionar proactivamente las necesidades y problemáticas de estudiantes, funcionaria/os y académica/os. Reconocer y potenciar los talentos individuales y grupales, puestos al servicio en común, será un aspecto clave en nuestra gestión, considerando las visiones diferenciadas para los mundos de las ciencias exactas y naturales, las humanidades, las ciencias sociales y la creación artística. La transdisciplinariedad será un eje fundamental que caracterizará a la Universidad de Chile del presente y futuro.
  • Diseñaremos un programa de redes de cooperación entre académica/os de distintas unidades (sabático interno) y otro de estadías en el extranjero (sabático externo) que permita la renovación de ideas y formación de redes de colaboración nacional/internacional. 
  • La articulación de instrumentos y estrategias de evaluación deberán responder a los conocimientos y saberes que conviven en nuestra Universidad. Estas calificaciones deben ser un instrumento para la mejora continua, no un fin en sí mismas, y deben ser actualizadas a la luz de las diversidades que conforman nuestra comunidad.
  • La internacionalización es clave, por lo que requiere esfuerzo permanente. Crearemos un Programa de Internacionalización con visión de futuro, transversal, fortaleciendo todas las áreas del saber de nuestra Universidad, que cuente con un financiamiento sostenido y adecuado. A través de este Programa se propondrán colaboraciones estratégicas en los ámbitos de la creación artística, innovación e investigación y formación académica pero también en la identificación de áreas emergentes que pongan a la Universidad de Chile proyectando el futuro.
  • La docencia de pregrado es el corazón de nuestra Universidad. Seremos reconocidos por su calidad, actualización permanente y la innovación de las estrategias pedagógicas. La formación integral, desde enfoques biopsicosociales que den cuenta de la diversidad de nuestra comunidad estudiantil, así como la modernidad y la incorporación de tecnologías, serán sellos que atraigan a las nuevas generaciones, permitiendo que nuestras y nuestros futuros profesionales sean capaces de afrontar desafíos locales y/o globales con el sello Universidad de Chile. Realizaremos una evaluación crítica de la actual docencia de pregrado por competencias que incluya una profunda revisión de ella con una amplia participación académica y de apoyo a  la labor docente.  
  • La docencia de postgrado también debe ser un puntal de nuestro prestigio, destacándose por su excelencia e innovación. Avanzaremos en la armonización y coherencia entre los reglamentos de los programas y promoveremos la participación de la y los académicos en los claustros de los programas mediante llamados públicos para fomentar la colaboración entre unidades académicas. Tendremos un programa institucional de becas para los programas de postgrado que privilegie la colaboración inter y transdisciplinarias.
  • La Investigación, Creación Artística, Innovación y Emprendimento son claves en la competitividad de nuestra Universidad, pero también en la entrega de respuestas a los problemas emergentes de nuestra sociedad. Es necesario potenciar estas áreas, diversificar saberes y conocimientos y comenzar la implementación de la nueva política de investigación, creación artística e innovación elaborada en conjunto entre el Senado Universitario y la Vicerrectoría de Investigación.

¡Transformemos juntas y juntos la Universidad de Chile!

              #TransformemosLaU
              #SergioLavanderoRector

¡Súmate!